Esto si que es una estocada, y de las buenas.
No es ni José Tomás ni el Cid, se llama José Luis Méndez Romeu y le acaba de meter una estocada a socialistas y nacionalistas de las que hacen pupa de verdad. Despues de lo que dijo en una entrevista en La Opinión, poco más hay que añadir. Sólo os adelanto una de las respuestas:
-¿Le gustaría volver a la política municipal?

-Siempre guardé una gratísima experiencia de los años transcurridos aquí durante la alcaldía de Paco Vázquez, por el que tengo mucha admiración y mucho afecto. Desde luego, en A Coruña las cosas están muy mal en términos políticos. El recado del electorado es terrible, hemos perdido 8.000 votos en la ciudad de A Coruña y, si hace dos años en las últimas municipales, gobernando en España y en Galicia, perdimos tres concejales y la mayoría absoluta, no es difícil deducir que nos acercamos a un horizonte muy preocupante si no tomamos medidas. Sigo con atención lo que ocurre en el gobierno coruñés y en la ciudad y estoy preocupado, como lo están muchos coruñeses, por el enorme papel que está jugando el nacionalismo en A Coruña, donde siempre fue una formación minoritaria; la influencia decisiva que tienen muchas políticas, los conflictos que provoca en materia lingüística -incomprensibles en una ciudad tolerante-, la discriminación hacia las entidades y sociedades tradicionales de la ciudad, que me llaman continuamente quejándose del maltrato que reciben de las áreas nacionalistas, y veo que no tenemos suficiente capacidad de responder a las demandas de la gente. Conflictos como el de Nuevo Mesoiro u Os Rosales indican que estamos perdiendo la comunicación directa con los ciudadanos de a pie, que fue el gran éxito sobre el que se cimentó la larga etapa de gobierno de Paco Vázquez. Estamos recibiendo los avisos de lo que viene; hace falta escucharlos.